lunes, 26 de septiembre de 2011

HISTORIA DE LA ESCUELA "BENITO JUAREZ"


 Los Inicios
La escuela primaria “Benito Juárez, es la institución educativa más antigua de nuestro pueblo, ésta existe desde la época colonial pues “…fue fundada primeramente por los españoles como “Liceo de Enseñanza Elemental” al erigirse este antiguo Real de la Navidad de Santa María de las Charcas en el año de 1574, siendo los franciscanos quienes impulsados por su fe espiritual y en nombre del Rey Felipe II, empezaron a impartir instrucción básica y doctrina cristiana a los hijos de los colonizadores que se agrupaban en los sombríos aposentos que pertenecían al Convento de San Francisco…”
Según documentos que existen en el Archivo Histórico de Charcas, el Gobernador del Estado en San Luis Potosí, Sr. Sóstenes Escandón, expidió una ley reglamentaria de las Leyes de Reforma el 11 de noviembre de 1860, y en Charcas el 31 de abril de 1863 el presidente municipal Sr. Feliciano Ramírez le pedía al párroco de la Iglesia de San Francisco, Sr. Juan B. Moreno, su cooperación para la aplicación de los mencionados ordenamientos legales, y en el mes de septiembre, de ese mismo año, multaban al Ayuntamiento por haber permitido una procesión de la Virgen de Charcas, pues esto no estaba permitido por la legislación vigente de esa época (las Leyes de Reforma); 16 de diciembre de 1866 iniciaba sus funciones la oficina del Registro Civil para el control de los “nacimientos, adopciones, reconocimientos, matrimonios y fallecimientos”; mencionamos esto porque gracias a estos documentos nos damos cuenta de que por esos años se empezaron a aplicar en nuestro municipio las Leyes de Reforma y por los mismo podemos pensar que por esos años seguramente la educación empezó a estar en manos de las autoridades municipales ya que hasta esa época había estado a cargo de la iglesia y aun cuando no tenemos a la mano las pruebas documentales, seguramente empezó a funcionar en algún lugar lo que sería después la Escuela Primaria “Benito Juárez”. Al terminar el Movimiento de Reforma de 1858 a 1861 y como consecuencia del cambio en el sistema educativo fue mutilado el monasterio para construir en esos años el actual edificio, mismo que fue dividido en dos secciones, la Escuela Melchor Ocampo para niñas y la Escuela Benito Juárez para niños  y según una monografía de nuestro pueblo, se menciona que “…A fines del siglo XIX se construyó el edificio que albergaría a las escuelas “Benito Juárez” para niños y “Melchor Ocampo” para niñas, inaugurándose ambas en 1895…”, a la escuela Benito Juárez también se le llamaba Escuela Núm. 1 y a la Melchor Ocampo Escuela Núm. 2; la escuela Melchor Ocampo funcionó hasta el mes de octubre de 1929, pues a partir de ese año se estableció lo que se llamó la Escuela Coeducativo o sea que las niñas y los niños iban a estar en una misma escuela, como está establecido hasta la fecha y ambos estuvieron en la Escuela Benito Juárez. En el mes de enero de 1930 los padres de familia de las niñas hicieron llegar un escrito a la Presidencia Municipal solicitando que se volviera a sistema anterior, pues no estaban de acuerdo en que las niñas y los niños estuvieran juntos.
EL EDIFICIO.
En un plano del edificio que fue levantado en el año de 1939 únicamente aparecen los cuatro salones que estaban a la entrada con su zaguán en medio, dos salones daban hacia la calle Juárez y los otros dos hacia una pequeña plazoleta con árboles y una pila en medio; el que esto escribe, hizo sus estudios en esta escuela y por lo mismo recuerda que en los salones que daban hacia la calle se podían apreciar unos arcos que estaban empotrados en los muros y que seguramente habían pertenecido al convento antes mencionado; en un principio las escuelas Benito Juárez y la Melchor Ocampo estaban comunicadas, y no había ninguna barda de por medio.
Después de que el Gral. Lázaro Cárdenas, Presidente de la República, aprobó la creación de la Escuela Secundaria por Cooperación, en su visita a esta ciudad el 31 de mayo de 1938, se estuvo buscando un local en donde funcionaría, y en un principio se había pensado en el local de la Alhóndiga (en donde actualmente está la Escuela Prim. Art. 123 “Fernández de Lizardi”) pero al final se optó por el edificio que había pertenecido a la Escuela Melchor Ocampo; éste era muy pequeño y estaba muy deteriorado; y en un oficio que el Sr. León Serment, Presidente del Comité Escolar de la Benito Juárez, le envió al Presidente Municipal, Sr. Antonio A. Chávez, el 23 de junio de 1938, en donde le decía le decía “…Nos permitimos poner en su conocimiento de esa Presidencia Municipal a su cargo, que con motivo del temporal, anoche se cayó un  tramo de pared y techo del salón de  de actos…” el local de la dirección estaba en medio y se encontraban en ruinas, se goteaba por todas partes y al final lo derrumbaron para construir la dirección de la Secundaria por Cooperación que todos conocimos y como quedó dicho no había una barda que las separara pues ésta se construyó hasta posteriormente; los sanitarios (fosa séptica) los compartían la secundaria y la Benito Juárez. El 30 de julio de 1940 la Profra. Adela Delgadillo, directora de la Secundaria por Cooperación, le dirigía un oficio al Sr. Nicolás Lira, Presidente de la Sociedad de Padres de esa escuela y le decía “…he tenido a bien responsabilizar a esa Sociedad de su digna dirección, a efecto que en el término de 15 días, pueda quedar debidamente petrolizado el piso del campo deportivo…” éste en realidad era de la “Benito Juárez” y el 3 de septiembre de ese mismo año el Sr. Agustín Ramírez Sr. le dirigía una carta al Sr. H. Willey, superintendente de la Cía. Minera Asarco Unidad Charcas en la que le comunicaba “…El Presidente Municipal me llamó ayer para que le dijera que cantidad de Chapopote se necesitaría para cubrir el piso de la Cancha de Basket-Ball de la Escuela “Benito Juárez. El espacio que se va a cubrir mide: 18.5 x 32 Mts. 5822 mts;…” en otro oficio girado por la misma directora de la secundaria con fecha 21 de agosto y dirigido al Presidente Municipal le dice “…muy atentamente me permito recordar a usted el asunto de la barda que ocupa el fondo del campo deportivo de las escuelas Federal y Secundaria, suplicándole su ayuda.- Además me permito recordarle la necesidad de los albañiles para terminar las gradas que faltan…”, seguramente era la barda y las gradas que todos conocimos al norte de la cancha y con esto se empezaron a quedar separadas la Benito Juárez y la Escuela Secundaria.
El 21 de diciembre de 1958 el Sr. Nicolás Cepeda al finalizar su gestión como Presidente Municipal Interino, rendía su último informe y en una de sus partes decía “…En la Escuela Primaria Federal Benito Juárez, se pusieron en servicio los sanitarios que habían sido construido por administraciones pasadas, pero no estaban en condiciones por la falta de agua. Fueron puestos al uso de los alumnos y clausurándose el que existía por ser de pozo y que a la fecha era foco de infección para los educandos y personal que laboraban en dicho plantel.- Siendo Presidente del Comité de Padres de Familia el C. Genaro Mendoza, se pavimentó el patio, el que es hoy una cancha de Basket Bol para el recreo de los alumnos así mismos se pintaron los salones y los pizarrones; se hizo una reparación general de los unitarios, la gran parte de estas obras han sido cubiertas con la cooperación de los padres de familia de los niños que asisten a dicho Plantel, el cual está bajo la Dirección del C. Profr. José Tiberio Morán…”.

AMPLIACIÓN DE LA ESCUELA.
En el año de 1952 la escuela Benito Juárez la parte que está a desnivel al fondo del edificio, era una especie de huerta, pues había unos árboles muy grandes que seguramente eran nogales y ahí a los alumnos de primer año  se les mandaba a la hora del recreo, se decía que para que no les fueran a hacer daño los alumnos más grandes; esa parte ya desde antes se había pedido que se adquiriera para la escuela puesto que el dueño era el Sr. Cescenciano Flores; en el año de 1956 al parecer había fallecido este señor y su heredera era la Srita. Profra. Ma. del Socorro Flores Cuellar reclamaba que se le pagara el valor de ese terreno, puesto que ya para esa época se habían construido seis salones en ese lugar; en una reunión que se tuvo en el salón de cabildos de la Presidencia Municipal y en donde estuvieron presentes además del Sr. Nicolás Cepeda López, Presidente Municipal Interino, y por lo tanto Presidente del Comité Municipal de Fomento Escolar que funciona en este municipio, el C. J. Luz Mendoza, Tesorero del mismo, los CC. Genaro Mendoza y Jerónimo López Payán, Presidente y Tesorero respectivamente del Comité de Padres de Familia de la Escuela Benito Juárez, por la otra parte la Srita. Profesora Ma. del Socorro Flores Cuellar y ahí se acordó pagarle la cantidad de $ 300.00 como indemnización.
En el año de 1975 la escuela contaba con 18 salones que albergaban a 768 alumnos, y el edificio por su antigüedad estaba en malas condiciones, sobre todo la parte que daba hacia la calle, por ello la Asociación de Padres de Familia, presidida en ese tiempo por la Sra. María Esther Duque de Aguilera, realizaba “…una serie de eventos populares tendientes a recaudar utilidades que serán aplicadas íntegramente en la urgente restauración parcial del vetusto edificio escolar…” y en el año de 1981, siendo Presidente Municipal el Sr. Ignacio Lugo Guerrero y Gobernador del estado el Profr. Carlos Jonguitud Barrios fue construido el actual edificio, moderno y funcional aunque hubo que sacrificarse el valor histórico del anterior, pues como quedó dicho en líneas anteriores, aun se podían apreciar restos de lo que seguramente fue el convento de San Francisco. Los árboles que están a la entrada del actual edificio al parecer son los que estaban en el edificio antiguo y en medio de los mismos, como quedó dicho, estaba una pila.





                                                                                                          

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada